Inicio CienciaTecnologia Si cae una bomba nuclear, nunca te refugies en el coche